EL ENFOQUE DE LA LUZ

EL ENFOQUE DE LA LUZ

Nuestra compañera Cora Ibáñez, después de recabar las sensaciones, pensamientos y recuerdos que las compañeras y compañeros de la Universidad Popular tenían de nuestro querido colega Alfonso Nevado y de inspirarse en ello, ha escrito este texto en memoria de esta gran persona y estupendo profesional.

Se nos ha ido uno de los nuestros.

«Miramos a través de un objetivo, ese en el que parece que enfocabas la vida y los sueños, y de pronto te encontramos sujeto para siempre a una exposición de luz.

Evocamos tu imagen a través de esas largas estelas que surgen como motas de polvo y que se posan en nuestra memoria mientras se funde la gama cromática de nuestro paso por tu vida.

Con un visor encuadrado en tantas conversaciones particulares, aleteamos a través del tiempo que nos tocó vivir a tu lado en esta Universidad Popular en la que se activan ahora, los visos de retazos de momentos en los que reposa el punto de enfoque de la cámara que siempre portabas al hombro y exponemos sobre el tamiz las figuras de tu recuerdo.

Dejas sobre el cuarzo en el que se basó tu mirada crítica, los colores del mundo impresos en los papeles que reflejan tu trabajo y tu halo eterno. Porque no queremos cerrar el diafragma para volatizar aquella remembranza que supone perderte definitivamente, debido a que la alusión a tu profesionalidad queda patente entre líquidos reveladores y distancias cortas.

Aludimos los diálogos que, a veces, fueron escasos y otras se volatizaron en instantes efímeros. Percibimos tu afición como entrega ante una proyección enamorada de propósitos docentes que perduran y nos llegan de mil maneras a cada una de las personas que tuvimos la suerte de conocerte y a la que dejaste la impronta de tu ser como un compañero significativo, sencillo, entregado, preciso, respetuoso…

Por eso, querido Alfonso, no te habrás alejado tanto para nosotros porque siempre nos quedará tu mirada a través de los canales de los prismas de luz en los que te encontraremos todos los días.»